Caso Exitoso: Desmantelando la base de datos biométricos del Reino Unido

Qué: La oposición pública logró desmantelar la base de datos biométricos del Reino Unido

Dónde: Reino Unido

Quién: No2ID y afiliados; LSE Identity Project

Lecciones Aprendidas

  • Una investigación a fondo puede arrojar luz sobre un complejo sistema de vigilancia.
  • Artículos de opinión en medios locales pueden ayudar a transmitir el mensaje.
  • Es posible frenar un programa de vigilancia aún después de ser implementado.

El Proyecto de Vigilancia

Cuando el Ministerio del Interior del Reino Unido anunció el plan para implementar un documento nacional de identidad biométrico, las campanas de alarma comenzaron a sonar para los defensores de la privacidad - y la batalla se dibujó desde una persistente oposición que finalmente se adjudicó la victoria ocho años después.

Bajo el plan de identificación, a cada adulto residente legal en el Reino Unido se le emitiría un número único y una tarjeta vinculada a su información biométrica. Los documentos de identidad estarían enlazados a un Registro Nacional de Identidad, una base de datos con hasta 50 categorías de información para cada individuo, que se almacenaría en un formato centralizado. Dado que los individuos estarían obligados a registrar cambios en sus datos, y que se crearían registros documentando cada vez que se utilice la tarjeta, los defensores de la privacidad temían que el plan daría lugar a una especie de “vigilancia permanente” que podría erosionar la privacidad de los individuos y disminuir la sensación de ser parte de una sociedad libre.

Como uno de los proyectos más ambiciosos de gobierno electrónico, la iniciativa de identificación biométrica en el Reino Unido amenazó con imponer una nueva infraestructura de vigilancia que no sería fácilmente reversible una vez establecida.

La Campaña

A pesar del fuerte lobby detrás del esquema de identificación, y del hecho de que 10 mil documentos ya habían sido emitidos, frente a la polémica pública el esfuerzo fue finalmente desechado. Poco después de las elecciones nacionales, el primer acto del nuevo gobierno fue revertir la legislación que creó los documentos de identidad, invalidando todos los documentos existentes. El gobierno desmanteló la base de datos, y destrozó físicamente el hardware del registro centralizado. En mayo de 2010, el Partido Conservador y el Partido Liberal Demócrata firmaron un acuerdo de coalición que acabó con el plan, señalando que el programa había provocado una “erosión sustancial de las libertades civiles”.

Este éxito fue el producto de años de dedicado esfuerzo realizado por muchas personas, investigadores y organizaciones. Una organización de defensa no partidista unida bajo un mismo objetivo llamada No2ID se formó en 2004. “Todo comenzó con una reunión en un bar, como las mejores cosas de la política británica”, bromea James Baker, director de campañas de No2ID.

La Estrategia

NO2ID coordinó una coalición y trabajó en conjunto con organizaciones como Privacy International y otras, con más de 60 diferentes grupos que se comprometieron a la altura del esfuerzo. “Nuestra estrategia era simple: llegar e involucrar a aquellas personas que preferirían ir a la cárcel antes que tener este documento de identificación”, explica Phil Booth, quien dirigió la campaña por varios años. “Para llegar a esa gente sabíamos que en el camino íbamos a conseguir muchos más que no estaban tan comprometidos, y que íbamos a educar a millones de personas. Y que aún si llegáramos sólo a un puñado de ellos, nos convertiríamos en una fuerza a tener en cuenta.”

Con este fin, ayudaron a facilitar la creación de pequeños grupos locales que trabajaban para oponerse al plan de identificación. “Sabía que tenía que llegar a esto desde todos los ángulos. Así que escribimos un manual sobre cómo iniciar y administrar un grupo local ... y salí y me encontré con un montón de gente en los bares, con cajas con nuestro folleto tríptico dispuesto a irse con cualquiera que esté dispuesto a darle una oportunidad”, agrega Booth. “Tu trabajo como coordinador del grupo local era asegurarte de que el caso contra el esquema de identificación estaba desproporcionadamente bien representado en tu área”.

Además de apuntar a los principales medios de comunicación, se dirigieron también a los más pequeños. Algo eficaz fue mandar cartas a los medios locales y regionales ya que “la gente parecía confiar más en un amigo o vecino que en un vocero del gobierno”, dice Baker.

En mayo de 2006, las estadísticas del Ministerio del Interior mostraban que entre 30 mil 40 mil personas participaron de la campaña de No2ID Renew for Freedom (Renovar por la Libertad) - por la cual las personas pagan para renovar sus pasaportes de forma anticipada y conseguir un aplazamiento de diez años en el registro de identificación. Basado en el alcance combinado de nuestros socios de la ‘coalición’ en ese punto, estimamos que nuestro llamado a la acción probablemente alcanzó entre 7 a 9 millones personas - sobre todo en forma de un correo electrónico de una organización de la que ya eran un miembro (no NO2ID). En este punto, las encuestas de opinión mostraron que el apoyo público ha caído del 80 al 50 por ciento a favor de los documentos de identidad.

Para enmarcar el debate, se construyó la campaña en torno al concepto de “la base de datos del Estado”, una frase acuñada por el activista Guy Herbert, quien presentó el problema más allá de los propios documentos. La vigilancia a escala masiva “se convierte en un mecanismo de control de la sociedad”, señala Baker. “En poco tiempo, usted será parte de una sociedad en donde las personas no tendrán ningún sentido de la libertad personal.”

El Proyecto de Investigación

Mientras tanto, un equipo de investigadores de la London School of Economics (LSE) puso bajo la lupa el esquema de identificación biométrica. El LSE Identity Project ​​- un esfuerzo no partidista que no estaba afiliado a ninguna campaña - llevó a cabo una investigación en profundidad y un análisis de políticas coordinado y asesorado por Simon Davies, Edgar A. Whitley y Gus Hosein, quien ahora es el director ejecutivo de Privacy International.                            

En 2005, el LSE Identity Project ​​publicó una evaluación de 300 páginas de las propuestas para los documentos de identidad. Las conclusiones pusieron de relieve los agujeros en los argumentos del gobierno para justificar el proyecto. Por ejemplo, se señaló que las afirmaciones del gobierno sobre los crecientes costos de robo de identidad eran infundadas, y que las “obligaciones internacionales” que los funcionarios de seguridad dijeron que tenían que satisfacer mediante la emisión de los documentos no eran vinculantes para el Reino Unido.

Estos hallazgos claramente tenía peso: en 56 días de debate parlamentario sobre el sistema de identificación, la investigación LSE fue mencionada más de 200 veces.

En una presentación sobre el reporte LSE, Whitley señaló que los investigadores estaban restringidos de crear una campaña en los medios sobre el tema. “A pesar de que estábamos involucrados en calidad de observadores participativos”, señala Whitley de la investigación LSE, “no determinamos la naturaleza de las intervenciones y menos aún teníamos el control sobre sus consecuencias. .... El objetivo de nuestra acción era simplemente colaborar con los diseñadores de políticas, expertos y otros para contribuir al debate.” Mientras la LSE no tomó el papel de un activista, sus resultados tuvieron un valor inestimable para los opositores de la legislación y para la red descentralizada de activistas que trabajaron incansablemente para defender el derecho a la privacidad.

“Nos ha llevado un tiempo, pero finalmente los políticos se han dado cuenta que estas propuestas de documentos de identidad no van a proporcionar una solución eficaz para las cuestiones de identidad e identificación en el Reino Unido. Este nuevo consenso sobre los documentos de identidad fue una victoria difícil y nunca inevitable”-. Dr. Gus Hosein

Recursos

LSE Identity Project

http://identityproject.lse.ac.uk/default.htm 

No2ID

http://www.no2id.net/

Privacy International

https://www.privacyinternational.org/

Manual de Campaña de No2ID

http://www.no2id.net/downloads/print/no2idCampaignersHandbook.pdf

Equipo Internacional de la EFF

https://www.eff.org/issues/international

Stay in Touch

NSA Spying

EFF is leading the fight against the NSA's illegal mass surveillance program. Learn more about what the program is, how it works, and what you can do.

Follow EFF

The clock is ticking on Section 215 sunset, but the Senate is in stalemate on NSA spying powers: https://eff.org/r.tpwa

May 22 @ 10:58pm

BREAKING: At the behest of @SenateMajLdr, the Senate will meet Sunday, May 31st in the afternoon, mere hours before Section 215 expires.

May 22 @ 10:20pm

BREAKING: Senator Rand Paul objecting to even one more day of extending Section 215.

May 22 @ 10:08pm
JavaScript license information